filtros

En ocasiones no se da la suficiente importancia a un adecuado estado de los filtros. Retrasar su sustitución y no hacerlo según los intervalos marcados por el fabricante aumenta el consumo de combustible, incrementa la emisión de contaminantes, reduce el nivel confort y acorta la vida del motor.

Las funciones de los filtros son:

  • Proteger el motor aumentando su duración.
  • Disminuir el consumo de carburante.
  • Optimizar las prestaciones del vehículo.
  • Prevenir los malos olores en el habitáculo.
  • Preservar el medio ambiente optimizando el funcionamiento del motor.

Filtro de aceite

El filtro de aceite sirve para recoger las impurezas, tales como hollín o partículas metálicas, que se encuentran en suspensión en el aceite y pueden ocasionar daños en el motor.

El filtro de aceite se debe cambiar:

  • Por seguridad: Un filtro en mal estado o roto deja pasar impurezas al aceite que pueden dañar el motor, la obstrucción del filtro hace aumentar la presión del aceite.
  • Por ahorro: Alarga la vida del motor y disminuye su desgaste.
  • Por duración: Alarga la vida del aceite (en un filtro usado puede quedar hasta medio litro de aceite que ha perdido sus cualidades).

El filtro de aceite puede ser de papel o metálico dependiendo del motor del vehículo.

Filtro de aire

El filtro de aire es uno de los elementos más importantes para que el motor funcione correctamente. El aire de admisión en el vehículo siempre contiene pequeñas partículas de polvo que, dependiendo de las condiciones del ambiente o de la carretera, pueden llegar a elevadas concentraciones.

El filtro de aire está colocado en la entrada de la cámara de combustión para asegurar que el aire que llega, necesario para que se produzca la combustión, está libre de impurezas y así evitar que éstas contaminen el motor. Sin embargo un filtro de aire obstruido impedirá que llegue suficiente caudal de aire y dificultará la combustión.

El filtro de aire se debe cambiar:

  • Para conservar el funcionamiento correcto del motor y del sistema de inyección.
  • Para evitar el aumento del consumo de combustible del vehículo, el desgaste prematuro de los componentes y la pérdida de potencia del motor.
  • Para procurar una menor contaminación del medio ambiente.

El filtro de aire puede ser de papel, espuma e incluso algodón. El buen estado de cada filtro depende del material con el que esté hecho.

Filtro de habitáculo

También conocido como filtro de polen o antipolen, la función del filtro de habitáculo es eliminar las partículas, polen e impurezas que pueden acceder al interior del habitáculo y perjudicar el confort del conductor y sus ocupantes o incluso su salud.

El filtro de habitáculo absorbe hasta el 100% de todo el polen, partículas de polvo y contaminantes, mejorando la calidad del aire dentro del vehículo.

Síntomas que indican que el filtro de habitáculo se debe cambiar:

  • Hay más cantidad de malos olores.
  • Las lunas se empañan con mayor facilidad.
  • Comienza a haber más reacciones alérgicas.
  • Funciona mal el sistema de climatización.
  • Se reduce el caudal de calefacción.

Dependiendo del tipo de vehículo el filtro de habitáculo puede ser de papel o de carbono, aunque muchos turismos admiten el uso alternativo de ambos, siendo mejor pero más caro el de carbono.

Filtro de combustible

La función del filtro del combustible es retener las impurezas que contiene el combustible. Un filtro sucio afectará al caudal de combustible suministrado al motor y a su potencia, disminuyéndola. Los arranques pueden quedar también perjudicados pues requieren de mezclas muy ricas en combustible.

Existen dos tipos de filtros de combustible:

  • Filtro de combustible para vehículos de gasolina: También llamado filtro de inyección, se encarga de evitar que las impurezas del combustible pase al circuito de inyección, a la bomba de presión, a los inyectores o al circuito de alimentación.
  • Filtro de combustible para vehículos diesel (filtro de gasoil). También llamado filtro de gasoil o filtro de gasóleo, se encarga de evitar que las impurezas del combustible pase al circuito de inyección, a la bomba de presión, a los inyectores o al circuito de alimentación.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cuándo se deben cambiar los filtros?
    • Filtro de aceite: cada vez que se cambie el aceite.
    • Filtro de aire: entre 15.000 y 30.000 km. La vida de este filtro se puede ver reducida si se circula habitualmente por ambientes polvorientos.
    • Filtro de combustible: Diesel entre 30.000 y 60.000 km. Gasolina entre 40.000 y 80.000 km.
    • Filtro de habitáculo: Cada 15.000 km o un año.

Pídenos presupuesto sin compromiso

0

Share