cambio de aceite

Los lubricantes, garantes del funcionamiento óptimo del motor

El aceite del motor es un elemento esencial del mismo, puesto que permite reducir el rozamiento y el desgaste de las piezas en movimiento y contribuye a la buena estanqueidad de los pistones en los cilindros. Otra función del aceite es la refrigeración de la mecánica que, de este modo, puede funcionar a una temperatura óptima. El aceite del motor también drena las impurezas y residuos metálicos provocados por el rozamiento de las piezas en movimiento. Aunque el aceite pasa por un filtro, su calidad se degrada y conviene cambiarlo en los intervalos recomendados por el fabricante y en función del tipo de aceite, o en caso de realizar pocos kilómetros, todos los años (con el paso del tiempo y la condensación, el aceite se degrada).

Consejos

Compruebe el nivel de aceite a intervalos regulares, aproximadamente cada 1.000 km, y complételo si es necesario. Según las recomendaciones del fabricante, esta comprobación deberá realizarse con el motor frío o caliente. En algunos vehículos, existe un indicador electrónico que permite conocer el nivel de aceite.

Nuestros expertos le responden

  • ¿Por qué consume aceite mi motor?
  • ¿Qué significan los términos «mineral» y «sintético»?
  • ¿Qué significan las indicaciones como «10 W 40» presentes en la lata de aceite?
  • El testigo del aceite se enciende o parpadea, ¿qué debo hacer?
  • ¿Cuáles son los signos de desgaste del aceite del motor?
1

Share